siempre-llegas-tarde

Recuerdo cuando estaba en primaria, tenía el hábito de llegar tarde todo el tiempo…

Aún y cuando vivía a tan sólo una cuadra de distancia, la mayoría de las veces llegaba al salón de clases cuando ya todos estaban sentados en sus pupitres.

Era una tortura cada día… y no me explicaba por qué.

Lo increíble es que seguí con ese mal hábito por todo el resto de mi vida escolástica… así como en los primeros trabajos y a donde quiera que iba.

Mis amigos ya sabían que iba a llegar tarde todo el tiempo.

¿Te suena familiar? Conozco mucha gente con el mismo problema.

Con los años, vine a los Estados Unidos, y me dí cuenta que en este país lastimosamente los Hispanos tenemos esa mala fama de llegar tarde todo el tiempo.

Cuando se nos invita a alguna reunión, he escuchado decir: “¿va a ser hora gringa o va a ser hora Mexicana? Porque si es hora Mexicana, puedo llegar media hora después…”

La diferencia cultural entre Hispanos y Estadounidenses es enorme en este aspecto.

Y ésto lo digo sin el ánimo de ofender o vanagloriar a nadie.

Cuando mi esposa y yo invitamos a una fiesta de cumpleaños a los dos grupos culturales, vemos que los Estadounidenses llegan exactamente a la hora acordada… y los Hispanos van llegando uno por uno después de la media hora.

Esto también me ha tocado ver en las reuniones de trabajo.

Inclusive, mi amigo César Macías y yo hemos descubierto que la norma para la mayoría de los Hispanos (por lo menos aquí en Phoenix, AZ), es llegar a las citas de 5 a 15 minutos después de la hora acordada.

O quizá has escuchado sobre los ingleses, que tiene fama de ser puntuales en exageración.

Aquí podemos ver el punto de que en cualquier cultura vamos a encontrar personas con el mal hábito de llegar tarde.

Esto es un problema psicológico del ser humano, y no necesariamente basado en su formación cultural.

Antes de escribir su libro, “Never Be Late Again” (Nunca Llegues Tarde Otra Vez), la consultora (nortamericana) Diana DeLonzor siempre llegaba tarde.

No importa a qué hora me levantara. Podía levantarme a las seis de la mañana y todavía llegar tarde al trabajo“, dice en su libro.

Ella fue amonestada en su trabajo varias veces, perdió amistades y su esposo siempre estaba enojado con ella por esta razón. Se sentía muy mal con este problema, pero lo increíble es que no podía cambiar.

A la mayoría de la gente realmente no le gusta llegar tarde y muchas veces han tratado de arreglarlo“, -dice DeLonzor.

La gente que es puntual no comprende este problema. Ellos piensan que los que llegan tarde quieren demostrar control sobre ellos, o que son egoístas o desconsiderados. Pero ésto es realmente un problema mucho más complejo de lo que parece.”

En un estudio que llevó la Universidad Estatal de San Francisco con 225 personas al azar, se encontró que alrededor del 17 por ciento llegaban tarde crónicamente.

En este estudio, se mostró que había patrones muy claros entre todos ellos:

  • Posponían constantemente las cosas pendientes
  • Tenían problemas con el auto-control (como comer en exceso, beber demasiado, jugar con apuestas y el impulso de comprar sin medida)
  • Afinidad por la búsqueda de emociones fuertes
  • Síntomas de inquietud o nerviosismo, ansiedad
  • Problemas para concentrarse y prestar atención

Las personas que siempre llegan tarde a menudo luchan con la ansiedad, la distracción, indecisión y otros estados psicológicos internos“, dice Pauline Wallin, Ph.D., psicóloga en Camp Hill, Pennsylvania.

Jeff Conte, Ph.D., profesor asociado de psicología en la Universidad Estatal de San Diego quien ha estudiado la tardanza en el trabajo, dice que hay características de la personalidad profundamente arraigadas en las personas que llegan tarde, provocando que ésto sea un hábito muy difícil de romper.

DeLonzor bromea al afirmar que, si tú le dices a una persona que tiene el hábito de siempre llegar tarde que llegue a tiempo a una cita, es como decirle que no coma mucho a una persona que está a dieta.

No es fácil romper un hábito de toda la vida.

Con el enfoque adecuado, sin embargo, la persona que siempre llega tarde puede cambiar a ser una persona puntual.

¿Qué Tipo De “Persona Tardía” Eres Tú? <=Presiona el enlace y descúbrelo.

[flexsig]

MAS CONTENIDO DE VALOR:

Descubre Por Qué La Mayoría De Los Emprendedores, Nunca Logrará Su LIBERTAD FINANCIERA

Únete a la lista de correo para recibir los secretos para lograr tu Libertad Financiera.

You have Successfully Subscribed!