Doctor Muerte, Mar Adentro

31 De Diciembre de 2010

El último día del año 2010…

retos

¿Qué fue lo que pasó que no me di cuenta y ya estamos terminando otro año más?

Este 2010 fue increíblemente poderoso, principalmente en la cuestión educativa. Fue un año de gran aprendizaje.  De constante crecimiento. De pruebas. De retos. Por eso doy Gracias a la Vida. Por eso doy Gracias a Dios por el 2010.

(El título de este artículo quizá te suena raro… pero lee más adelante y entenderás por qué)

Sintiéndome algo inspirado por este día tan especial –31 de Diciembre-, quiero compartir contigo algo que me llegó muy de cerca recientemente,  lo cual quizá te infunda ánimos para este 2011 y los demás años que vienen.

Hace unos cuantos días vi junto con toda mi familia la más reciente película de Al Pacino “Doctor Muerte” o “Usted No Conoce A Jack” (titulada “You Don’t Know Jack” en Inglés). Sinceramente quedé impactado con la suprema actuación de Pacino… pero aún más impactado con la trama de la película, la cual es de la vida real.

La película del “Doctor Muerte” o “Usted No Conoce A Jack” expone la situación que enfrentó Jack Kevorkian ante la sociedad de su época y que hoy sale a relucir de nuevo a través de este largometraje.

El controversial tema es el de la eutanasia.

El sr. Kevorkian es un doctor (ya sin licencia para ejercer) que aplicaba inyecciones letales a pacientes voluntarios. Como bien sabemos con la eutanasia, esto se hace con el sentido de liberar a la persona del sufrimiento ocasionada por alguna enfermedad terminal.

Este mismo tema se contempló en otra película, “Mar Adentro” (o “The Sea Inside” en Inglés), película Española la cual relata la historia de Ramón Sampedro, quien quedara cuadrapléjico a sus 16 años.

“Mar Adentro” relata la odisea que Sampedro pasó por 28 años para encontrar por todos los medios quién le cortara la vida por la vía legal.

Es de entenderse que estas dos películas tomen este delicado tema desde un punto de vista muy personal y hasta cierto grado aprobando el acto de la eutanasia.

Pero es aquí donde viene la discordia…

-¿Es correcto que alguien decida quitarse la vida?

-¿Deberían otras personas “ayudar” a morir a otras?

Al terminar de ver la película, le hice una pregunta a mi familia (quienes en ese momento estaban reunidos todos conmigo)…

¿Qué harían si yo cayera en coma?
¿Qué harían si yo sólo tuviera qué depender de una conexión mecánica para vivir?

Las respuestas fueron variadas…

Y me sorprendió ver que no hay una posición sólida con respecto a este asunto.

Ni en mi propia familia, ni en la mayoría de las personas con las que me ha tocado comentarlo.

Uno de mis familiares dijo algo muy interesante:

“Nadie puede tener la respuesta correcta hasta que no esté en esa situación”

Mi mamá por supuesto dijo que me tendría conectado con vida todo el tiempo… 🙂

Cabe aquí el comentario acerca de  una compañera de trabajo de mi esposa quien duró 8 años en estado vegetal conectada a una máquina, y de la noche a la mañana volvió en sí, como si nunca hubiera estado enferma.

¿Tú qué crees que pensará esa señora de las dos películas que te menciono?

¿Tendrán sentido para ella?

En lo personal, la mayor inquietud que me dejan estas dos películas, es que haya personas tomando decisiones fatales influenciadas por los puntos de vista que ahí se muestran.

Aunque, independientemente de lo propuesto por esas historias, quiero afirmar que el decidirse o no por quitarse la vida (o de buscar asistencia para que se la quiten), va a depender básicamente de dos puntos de vista:

 

1. El Punto De Vista Humano

El humano tenderá a actuar con compasión y aprobar que el suicidio (o el suicidio asistido) sea la manera más fácil y conveniente para evitar el sufrimiento.

2. El Punto De Vista Divino o Bíblico

Solamente es Dios quien tiene la soberanía para dar y quitar la vida.

 

Hablando desde el punto de vista Bíblico, lo que se expone en “Mar Adentro” y “Doctor Muerte” es una bofetada a la dignidad de los discapacitados.

Firmemente creo que el mensaje expuesto en estas peliculas es una burla a la vida misma. Fuente de desánimo. Origen de muerte. Germen del miedo. Reflejo de cobardes.

Ahora que, si vamos a entender esto desde un punto de vista humano… podríamos decir: “ay, pobrecito, tenía razón de querer morir…

Pero déjame decirte algo:

El verdadero respeto y la admiración deben ser para aquéllos que hacen frente a sus problemas y aún así sirven de provecho para los demás.

Por eso mi posición ante EL ENFRENTAR CUALQUIER PROBLEMA –no nada mas el de la eutanasia– es la siguiente:

 

ayuda a otrosPor alguna razón estamos en esta vida… y es nuestro compromiso el encontrar esa Misión.

Las cosas que te pasan –buenas y malas– son precisamente para ayudarte a encontrar ese PROPOSITO EN TU VIDA.

 

 

Por Ejemplo:

¿Has oído hablar de Nick Vujicic? El muchacho que nació sin brazos ni piernas. Analiza sus palabras

¿Has oído hablar de Hellen Keller? Nació sin poder oír, hablar ni ver. Su mensaje continua en nuestros días.

¿Has oído hablar de Christopher Reeve? Hizo la película de Supermán. Él también quedó cuadrapléjico. Quizá sepas qué fue lo que hizo estando disabilitado.

¿Has oído hablar de Job, de José, de Pablo? Historias Bíblicas que hablan precisamente de problemas similares que enfrenta y siempre enfrentará el ser humano.

También… ¿Sabías que tu servidor –Alfonso Inclan-, estuvo en silla de ruedas, discapacitado por dos años y que también deseó morir… varias veces?

Yo sé en mi carne lo que es sentir el deseo de quitarse la vida… Y con lágrimas en los ojos te lo escribo…

Es mi propia experiencia. Cruda. Real. Yo lo viví. Por lo tanto nadie puede venir a decirme que yo necesito estar en esa situación para saber qué hacer…

Quizá alguno de mis tres lectores, después de leer ésto, siga opinando lo mismo: “bah… es mejor suicidarse a seguir en sufrimiento.”

O sigan pensando como Jack Kevorkian, quien afirma que ayudar a morir a los que sufren es “misericordia”.

Eso pueda ser porque el entendimiento que se tiene del concepto de “misericordia” sea usar una jeringa en vez de darles un tiro en la nuca (que al fin y al cabo, es lo mismo).

O como Adolfo Hitler, quien pensaba que una vida con discapacidad no merecía vivirse.

Observemos a Ramón Sampedro, a quien le parecía humillante el usar una silla de ruedas y por eso prefirió morir.

Escúchame:

Si a ti, estimado Lector, este año del 2010 sólo te trajo dolor, problemas, o situaciones que te llevaron a la desesperación, recuerda que CUALQUIER tipo de problema es por alguna razón.

Nadie está exento de problemas. NADIE. Siempre estarémosle haciendo frente a la adversidad. La diferencia estará en cómo tomes las cosas en cada situación.

Solamente a través de los problemas es cómo podremos fortalecer nuestro carácter.

Solamente a través del fuego es cómo el hierro se puede moldear.

Cualquier resultado que tengamos –bueno o malo– dependerá totalmente de nuestra manera de pensar.

Por lo tanto procura poner palabras de Poder en tu mente.

Tus manos actuarán de acuerdo a lo que pongas en tu mente, en tu corazón y en tu voz.

Por alguna razón estamos en esta Vida. En esta situación. Con estas personas… Es Tu Compromiso El Encontrar El Propósito, pase lo que pase.

Tú decides.

A través del tiempo y la distancia, mi estimado Lector, te deseo el mejor de los esfuerzos para este 2011 y los años que vienen, y que tu Espíritu crezca tanto como tu Conocimiento.

Paz,

alfonso inclan

 

Alfonso Inclan

Diciembre 31, 2010

Article in English: You Don’t Know Jack

 

alfonso inclan

MAS CONTENIDO DE VALOR:

Descubre Por Qué La Mayoría De Los Emprendedores, Nunca Logrará Su LIBERTAD FINANCIERA

Únete a la lista de correo para recibir los secretos para lograr tu Libertad Financiera.

You have Successfully Subscribed!