no tengo ganasPor: Alfonso Inclan

Es algo que quizá no te hayas dado cuenta, pero hoy quiero hacerte reflexionar acerca de:

El hábito de dejar las  cosas para después, cuando sabes que tienes que hacerlas en ese momento…

Te doy un ejemplo:

Tienes la referencia de un cliente que está interesado en tu producto. Sabes que tienes que hablar con él acerca de eso lo antes posible, pero piensas… “mañana le hablo” o “ahorita que me desocupe voy a su casa“…

Cualquier pretexto se reduce a ésto:

NO “TENGO” GANAS  DE HACERLO. Te pido que observes ese sentimiento que hay dentro de tí cuando utilizas esa expresión…

¿Ese sentimiento tiene en verdad el control de decidir si debes o no actuar?

Se requiere de sentido común para comprender ésto.

Recuerda ahora cuando fallaste alguna vez en hacer algo cuando sabías que había que hacerlo ¿qué sientes?

Seguramente te vas a sentir mal, si se considera que no se logró un objetivo.

Es muy fácil ceder a los sentimientos. Pero recuerda que no somos esclavos de ellos.

Tan sólo debemos tener presente que los sentimientos provienen de los PENSAMIENTOS, y cada uno de nosotros tenemos el poder de cambiar nuestros pensamientos cuando queramos.

Cambia tus PENSAMIENTOS,  cambia tu forma de SENTIR.

pensamientosEn lugar de enfocarte en el “ NO TENGO GANAS”, enfócate en el PORQUÉ deberías de hacerlo…. ¡En ese momento!

Piensa en lo bien que te sentirás cuando lo hayas terminado y cómo es que te puedes liberar para hacer otras cosas que quieres o necesitas hacer, y qué orgulloso te sentirás por actuar pese a que “No Tenías Ganas”.

No deberías de negarte estas pequeñas victorias que significan mucho para tí. ¿Si o Si?

La Ley De La Inercia de Isaac Newton dice “un cuerpo estático tiende a permanecer estático, mientras que un cuerpo en movimiento tiende a mantenerse en movimiento“.

¿Qué, qué? ¿Y eso qué? Podrás decir…

…Pues esta Ley sólo te dice ¡que te pongas en movimiento!

No Pienses… ¡Solo Hazloǃ

Practica algunas técnicas que te permitan vencer esa sensación de pesadez y letargo, busca algo que te haga reaccionar así como cuando brincas de la cama tan pronto suena la alarma (bueh.. supongo que así es, ¿verdad?…)

Probablemente te sientas un poco aturdido al principio, pero después de unos minutos, estarás arriba y en lo tuyo (arriba de ánimo, quiero decir…)

Los estados de ánimo cambian rápido una ves que estás en movimiento. Ésto es biológico y psicológico.

Así que MUÉVETE ¡aunque “no tengas ganas”!

Si ves que te sigue siendo difícil saltar este obstáculo, busca en tus pensamientos la causa que te hace “Sentir” el no tener ganas…

¿Tienes miedo?

¿Va a ser muy difícil?

¿Muy doloroso de completar?

¿Tomaría mucho tiempo?

Aun cuando algo de ésto sea remotamente verdadero – lo cual usualmente no lo es porque cuando estamos estresados tendemos a hacer más grandes las cosas de lo que realmente son –, nadie se ayuda a sí mismo con pensamientos negativos.

En lugar de inclinarte hacia el pensamiento de “no quiero hacer ésto” que tal si mejor piensas “ me voy a dar un premio cuando termine”.

Asociación positiva en lugar de negativa.

Puedes obtener lo mejor o lo peor de cada situación que se te presente.

Tú decides…

Mueve un paso a la vez hasta que La Ley De La Inercia se accione.

¡Actúa aunque no sientas ganas !

Y Recuerda Que Si Vas A Jugar, Juega A Ganar…

[flexsig]

MAS CONTENIDO DE VALOR:

Descubre Por Qué La Mayoría De Los Emprendedores, Nunca Logrará Su LIBERTAD FINANCIERA

Únete a la lista de correo para recibir los secretos para lograr tu Libertad Financiera.

You have Successfully Subscribed!